Corriendo estaba

Alguien vino y dijo que tenía que esperar
¿Qué más tenía que hacer yo?
Nada po,
Así que me senté un rato.

Esperé mucho pero nada pasó,
Y esperé primero que algo llegara,
Luego que alguien llegara.
Y nadie llegó,
Y aquí sigo, sentado.

Antes de esperar, corría
Ahora me siento a mirar
Y si no llega nadie no importa
Y si nada llega tampoco importa

A veces me gusta más esperar que correr
(A veces nomás).

Leave a Comment